El Padrino: 40 años de una obra maestra

Escrito por: -

El Padrino cumple 40 años

El 15 de marzo de 1972 se estrenó la primera parte de El Padrino, una película que ha pasado a la historia como una de las más populares de la historia del cine. Marlon Brando se puso al frente de un reparto que ha trapasado la barrera del tiempo, con una historia fantástica que ha propiciado dos secuelas. Una, tan genial o más que la original, y otra que bajó el nivel a ojos de muchos de los aficionados que seguían la saga.

El director, Francis Ford Coppola, se basó en la novela de Mario Puzzo para crear a la familia Corleone y ponerla en imágenes para que se convirtiera en un icono del mundo del crimen cinematográfico. El guión de la película corrió a cargo de los dos creadores, ayudados por Robert Thowne. Este último no apareció acreditado, y tampoco sabemos cuál fue su aportación a la película.

Una apuesta arriesgada, ya que los derechos de la novela no resultaron baratos. Se trataba de una novela de mucho éxito, que estuvo muchas semanas como una de las más vendidas en Estados Unidos y los rumores de la época aseguran que fueron cerca de los 450.000 dólares los que se pagaron. No se sabe si esto es cierto, o si en ese precio se incluye el trabajo como guionista de su autor.


Fue, por supuesto, todo un éxito en su estreno. El presupuesto de la película fue de 6 millones de dólares, una cifra nada desdeñable para la época, y la apuesta terminó funcionando. En el primer fin de semana consiguió recaudar 302.393 dólares, que se convirtieron en casi 135 millones al final de su recorrido por las salas. En el mercado internacional llegó hasta los 110 millones de dólares. Haciendo una suma, se puede observar que fue una película muy rentable.
Marlon Brando en El Padrino

La Academía también se dió cuenta de lo que había significado esta película, y se llevó el Oscar en tres apartados: Mejor Actor, para Marlon Brando; Mejor Película y Mejor Guión Adaptado. Antes, había cosechado ya cinco Globos de Oro, correspondientes a Mejor Drama, Mejor Actor Dramático, Mejor Director, Mejor Canción Original y Mejor Guión.

Aunque fueron esos tres los premios obtenidos, estuvo nominada en once categorías. Fue en estos premios cuando Marlon Brando, en lugar de recoger el galardón, envió a una nativa americana, lo que antes se llamaba “india”, que se quejó del trato recibido por su pueblo a manos de los “hombres blancos”. Luego, se supo que todo había sido un montaje del genial actor, y que la chica era un actriz interpretando un papel. Pero ahí quedó el mensaje…

La trayectoria de premios continuó durante todo el año, recibiendo reconocimientos en todo el mundo. Así, poco a poco, se convirtió en una hito en la historia del cine que aún hoy, cuarenta años más tarde, sigue considerándose una obra maestra con nombres de lujo y que despierta pasiones en los amantes del buen cine.

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!